Blog Conferencias y Talleres Publicaciones
Perfil

CONTÁCTANOS EN:

contacto@luislaraesqueda.com

luis@luislaraesqueda.com

SÍGUENOS EN:

Twitter square white large Facebook square white large cristeros-_Monitor_Nacional hermosa-holbox La verdadque hace la diferencia (5) RSS Feed PageImage-515435-3918738-home_icon

Bienvenido, espero que encuentres en este espacio una guía para tus finanzas personales, para el emprendimiento, para la economía familiar, y más.

propósito #6.2016

By Luis Lara Esqueda, Jan 1 2016 03:46AM

Por que la intensión es cumplir nuestros propósitos, alcanzar los objetivos marcados, aquí esta la ultima de mis sugerencias, la propuesta es que tus otros 6 propósitos sean cumplir lo que te has marcado, pues ya los 6 primeros significan un gran reto que espero cumplas con éxito, Les deseo lo mejor para este 2016.

Mantener una actitud positiva, te ayudará a cambiar inclusive el concepto de tu persona o la percepción de tu empresa en tus clientes.


¡No nos desviemos!, no se trata de hacernos castillos en el aire o ver las cosas color de rosa, hablamos de ser constructivos en vez de ser destructivos, de sacar lo mejor de la situación. Una actitud que nos ayudará a mantener el viento en popa, ayudándonos a no detenernos sino siempre seguir adelante.


Reflexionemos sobre esta historia de Edison escrita por John C. Maxwell:


MÁS QUE TRANSPIRACIÓN E INSPIRACIÓN

La revista Life lo nombró el hombre número uno del milenio. Es asombroso el número

de cosas que inventó: 1093. Obtuvo más patentes que cualquiera otra persona en el mundo. Por 66 años consecutivos, recibió al menos una cada año. También desarrolló un moderno laboratorio de investigación. Su nombre fue Thomas Edison. La mayoría de las personas creen que Edison tenía un genio creativo. Esto lo demostró en el trabajo duro. «Genio», decía él, «es 99% de transpiración y 1% de inspiración» Creo que su éxito fue el resultado de un tercer factor: su actitud positiva.

Edison era un optimista que siempre veía lo mejor en todo. «Nos asombraríamos si

hiciéramos todas las cosas que somos capaces de hacer», dijo una vez. Cuando intentó diez mil veces encontrar los materiales correctos para el tubo de luz incandescente no lo vio como muchos fracasos seguidos. Con cada intento tuvo información sobre lo que no funcionaba, acercándolo más a una solución. Nunca dudó que encontraría una buena solución. Su creencia se podría resumir en la siguiente afirmación: «Muchos de los fracasos de la vida son de personas que no se dieron cuenta cuán cerca estaban del éxito cuando se dieron por vencidos».

Probablemente la muestra más notable de la actitud positiva de Edison es la forma en

que enfrentó una tragedia que ocurrió cuando llegaba a los 70 años. El laboratorio que

había construido en West Orange, New Jersey, fue mundialmente famoso. Llamó al complejo de 15 edificios su fábrica de inventos. Su edificio principal era gigantesco; más grande que tres campos de fútbol. Desde esa base de operaciones, él y su personal concebían inventos, desarrollaban prototipos, elaboraban productos y se los enviaban a los consumidores. Llegó a ser un modelo de investigación y fabricación moderna.

Edison amaba el lugar. Pasaba cada minuto que podía allí, e incluso con frecuencia se quedaba a dormir, lo que hacía sobre una de las mesas del laboratorio. Pero un día de diciembre de 1914 su amado laboratorio se incendió. Mientras estaba parado afuera viendo cómo se quemaba, dicen que dijo: «Niños, busquen a su madre, nunca verá otro fuego como este».

La mayoría de la gente se hubiera sentido aplastada, no Edison. Después de la tragedia afirmó: «Tengo 67 años, pero no soy demasiado viejo como para no emprender un nuevo comienzo. He pasado por muchas cosas así». Reconstruyó el laboratorio y se mantuvo trabajando por otros diecisiete años. «Me sobran las ideas pero me falta el tiempo» comentaba. «Espero vivir solo cien años». Murió a los ochenta y cuatro.



Add a comment
* Required
RSS Feed

Luis Lara Esqueda Blog

BLOG